Bienvenido 2017! Muérete 2016.

Estoy levantada desde temprano, la emoción de ver llegar este año a su fin, me produce sentimientos encontrados, como cuando matas una cucaracha y no sabes si alegrarte o sentirte mal por haberle dado un chanclazo….☹️

…naaaa… ¿A quién quiero engañar? 2016 MERECE ese chanclazo.😐

Este año fué, por mucho, uno de los peores años de mi vida y no lo digo por el fallecimiento del inventor del huevo kinder (Dios tenga en su santa gloria)😑, por el gasolinazo que viene o por la situación económica del país en general, no, este año lo recordaré por la manera en que parece haberse empeñado en hacer mi vida miserable una y otra vez.🤕

No vale la pena hacer un recuento. 😑

Este año no merece ser recordado por nadie, nos quitó a Bowie y le valió madres, eso debía ser suficiente para patearle las pelotas (si las tuviera). 😨

Pero como los trancazos también enseñan, aprendí que debo apreciar más a los míos; a perdonar, porque eso me hace más feliz a mi, que a quien lo recibe; que debo decir “te amo” muchas veces, siempre, a los míos, a los que importan; que debo decir “gracias” con más fuerza y más humildad cuando alguien te presta su hombro o te tiende la mano; que efectivamente, cosechas lo que siembras; que sí, que la vida pasa factura y que por supuesto, no debemos jamás dar por sentado que los que nos aman y a los que amamos estarán ahí siempre.😊

Lo único bueno del 2016 puede resumirse en dos cosas: El aprendizaje de que nada es para siempre y que todavía seguimos vivos para lo que sigue.😒

Comenzaré el 2017 esperando poco, no le voy a poner la vara muy alta al comienzo, pero sí voy a exigir una reivindicación, voy a poner todo mi esfuerzo en lograr que este año sea grandioso y no espero menos de vuelta.😄

Esta vez no hay listas ni propósitos, tampoco voy a pasar el fin de año haciendo recuento de lo que no hice, ni cerrando ciclos, AL CARAJO!

Voy a terminar el año dando gracias por lo que tengo, abrazando a los míos y tratándo de probar una sola cosa:

Estoy lista para el siguiente round. 😀👍🏻 

Alguien que ponga una copa en mi mano, porque sólo me resta decirles ¡Salud! 🍾🍾🍾

Los amo, gracias por estar.🤗

Día de gimnasio.

Hoy me divertí mucho en el gimnasio al que asisto (un día sí, uno no, la verdad…😁).

Para comenzar, me gané un estudio con el que me van a poner un programa para bajar de peso, así que, de entrada, eso me puso de buenas, después, me uní a mi grupo de compañeras de ejercicio (a.k.a. “Suicide squad”, todas señoras de más de 60 años😜) y nos pusimos a hacer nuestras rutinas.

En eso estabamos, cuando un chico muy amable (y guapo) se acercó a una de ellas para corregirle una postura del ejercicio que hacía. El chico llamó la atención de las señoras, porque les contó que era español y entrenador personal, que con gusto nos daría una clase gratis, aprovechando que andaba por ahí y las señoras me invitaron a unirme.

El chico, muy entusiasmado, dijo en voz alta: “Bueno, señoras, hoy toca culo!”😀👍🏻

Las señoras con cara de:😱😱😱😱 (las cuatro…)

El chico: “Sí, hoy les voy a levantar ese culo!!!”👏🏻😀

Las señoras con cara de “What?” 😦😦😦😦

Yo: “…Not helping…🙄”

El chico, todo apenado: “Lo que quise decir es que hoy vamos a sudar ese culo!!!”😀👍🏻

Yo: “…😑 No creooo…”

Las señoras: 🤔🤔🤔🤔 (las cuatro, aunque un par de ellas se veían francamente entusiamadas).

Yo: “Lo que aquí el joven quiere decir es que, nos pondrá una rutina para reafirmar las pompis…😑”

Todas: 😅😅😅😅

Aclarado el punto, nos dió una rutina de ejercicios muy entretenida y supervisó que la hicieramos bien, pasada una hora, me marché, aunque las señoras todavía no soltaban al pobre chico.😎

Tengo la impresión de que no regresará jamás.😏

Paseo por la Alameda…

Hoy por la tarde fuí a comer con una muy querida amiga a quien no veía desde hace un par de años; decidimos comer en un restaurante frente a la Alameda Central.

Después de que comimos, me ofrecí a caminar con ella para acompañarla a su trabajo y así, aprovechar el trayecto para continuar la ánimada charla que habíamos estado sosteniendo, para ello, tuvimos que atravesar la Alameda que estaba completamente abarrotada de personas queriendo “despedirse” de Juan Gabriel, quien estaba siendo homenajeado en el Palacio de las Bellas Artes. 

Hasta ahí, todo bien.😀

Regresar, de donde dejé a mi amiga, hasta el estacionamiento donde dejé mi coche fué, por decir lo menos, una pesadilla.😟

Calculo que habría cerca de dos mil personas esperando pasar a Bellas Artes, sin contar con el tráfico habitual de la zona.😱

Comencé a caminar de Avenida Hidalgo hacia Avenida Juárez por donde podía (línea recta, zig-zag, diagonal, salté alguna cuerdita…), hasta que me topé con una barrera humana que no sólo me bloqueó el paso, me rodeó y prácticamente, me fué moviendo con ella.🙄

Ahí encontré tres señoras, de la tercera edad, muy amables y simpáticas, todas comadres y todas con su poster de Juan Gabriel, la primera comadre vió mi blusa bordada oaxaqueña y dijo a la comadre dos:

– Mira comadre, qué bonita su blusa de la muchacha…

Comadre dos:

-Sí comadre, muy bonita.

La comadre tres me dice:

– Viene de Oaxaca a ver a Juan Gabriel?🤔

Yo:

– No, yo solo venía…bueno, yo quería…😬

Me interrumpe la comadre uno:

– Cómo le hizo para pasar con los bloqueos de los maestros?🤔

Yo:

– No, no soy de Oaxaca… Si me permite pasar por ahí…😟

Comadre dos: 

– Pues claro que viene a verlo!!! Juanga es famoso en varios países, hasta en Oaxaca!!!

Yo:

 …Sí, bueno, no soy de Oaxaca…este, si se hicieran a un ladito, para que yo pudiera pasar…😑

Comadre dos:

– …No porque se nos cuelan…😒

Yo: 

-Yo sólo quiero llegar al otro lado…😭

Prácticamente tuve que “taclearlas” para salir de ahí.😐

A medias.

Ya estoy de vuelta. 😊 

Han pasado un par de meses desde mi última confesión publicación, mi vida ha estado muy loca y he estado entretenida lidiando conmigo misma. He tenido mucho tiempo para pensar, esto para algunos es bueno, en mi, sólo produce una sobrecarga de sentimientos que confunde y asusta. 😟

Últimamente no soy propiamente yo, me siento vulnerable y triste, no sé porqué, ni sé cómo se quita…😟

Me puse a googlear sobre la depresión y resulta que a todo el mundo le da de vez en cuando, no es que yo ande llorando por los rincones (bueno, de pronto sí, algo😒), sino que es más bien una sensación de traer una sombra gris sobre tu cabeza, vayas donde vayas y hagas lo que hagas, supongo que no es para tanto y eventualmente una sale de esto, pero mientras tanto, cansa mucho eso de andar sonriendo y eso de andar pretendiendo, en ocasiones siento que dejé pedacitos míos tirados por el piso y que debo recogerlos y pegarlos, sólo que algunas veces no tengo ganas, así que anda una por ahí media rota y medio reparada. Todo a medias.🤕

También creo que puede ser sólo un bajón de energía, a lo mejor es necesario para recargar fuerzas y comenzar otra vez, pero, comenzar qué?😐

Hoy no me siento yo, como les dije, no sé cómo se quita, pero sí sé que voy a hacer: Poner manos a la obra, esta no soy yo, yo no soy así, voy a salir, voy a reunirme con la gente que quiero y me voy a contagiar de su risa y de su energía. Voy a hacer algo por mi.😌

Día Internacional de la Mujer.

El Día Internacional de la Mujer fue propuesto por la alemana Clara Zetkin en 1910, quien era integrante del Sindicato Internacional de Obreras de la Confección, durante el Congreso Internacional de Mujeres Socialistas en Copenhague, Dinamarca. 

El 8 de marzo fué elegido como el Día Internacional de la Mujer, debido a que, por esa fecha, ocurrieron varios sucesos; como por ejemplo, la protesta de un grupo de costureras de Nueva York que, apoyadas por su sindicato, decidieron ocupar la fábrica textil en donde laboraban, para exigir igualdad de salarios y una jornada de trabajo de 10 horas; este movimiento terminó con un incendio en el que hubo varias costureras muertas y otras más resultaron heridas.

Las diversas protestas realizadas por mujeres y su participación en otros foros, dieron frutos y, finalmente, la Asamblea General de las Naciones Unidas, declaró el día 8 de marzo de 1977 como el Día Internacional de la Mujer de manera oficial.

En el festejo del día de la mujer se unen mujeres de todos los continentes, a menudo separadas por fronteras nacionales y diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, en una tradición de lucha para alcanzar la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo.

Dejando de lado sus antecedentes históricos, celebrar a la mujer es celebrar la vida y la libertad, la mujer ha pasado de la concepción bíblica de haber sido creada de una costilla de Adán (que, de alguna manera le subordinaba a él) a ser vista finalmente como un individuo pleno y capaz, merecedora de reconocimiento y con pleno derecho a las mismas oportunidades que los hombres.

La mujer ha demostrado ser, en todas las épocas, en todos los tiempos, no sólo el eje de todo grupo social, sino también la fuerza que amalgama esencialmente a todos los miembros de la familia y ahora puede sumar el hecho de que en nuestro tiempo se le reconoce y aprecia como trabajadora, profesionista y jefa de familia, se reconoce su coraje y valor para sacar adelante a sus hijos con un hombre a su lado o sin él y en ocasiones, a pesar de él.

Debemos estar orgullosas de nuestro género, ése que alguna vez fué denominado “el sexo débil” y que ha luchado arduamente para demostrarle a la humanidad que ese calificativo no nos ha aplicado nunca, porque el motor que nos impulsa siempre ha sido nuestra familia, nuestros hijos y cuando pensamos que no podemos más, nos basta verlos y abrazarlos y, créanme, podemos echarnos el mundo a los hombros y continuar la jornada.

El amor en el aire.

Es febrero y el amor está en el aire, recién tuvimos el día de San Valentín que nos lo recordó, aunque me da la impresión de que hay muchos a quienes esta fecha los deprime porque se sienten solos y miserables (la mercadotecnia y sus efectos😕).

Según Flaubert (el autor de “Madame Bovary”) para ser feliz se requieren tres condiciones: ser estúpido, egoísta y tener buena salud. Personalmente, coincido con él (sin llevar estas condiciones al extremo😌), la felicidad no puede alcanzarse de otra manera.

Las personas que racionalizan todo, cuando sienten que finalmente pueden ser felices, comienzan a boicotearse a sí mismos, comienzan a encontrar detalles en su relación con los demás, a tratar de buscar significados ocultos en frases y detalles, a pensar en maquinaciones que el otro pueda estar haciendo, siempre tendrán alguna objeción a su actual estado de felicidad, hasta que terminan con ella, para luego darse una palmadita a sí mismo diciéndose “Tenía razón”.

Darlo todo también te lleva a ser infeliz, porque siempre sentirás que nadie te retribuye como mereces, a tí, que siempre te quitas la camisa por cualquiera, nadie puede amarte como es debido…pobre alma torturada…temo decirte que nunca lo habrá, por lo menos no de forma que se cubran tus demandas. Muchas personas sostienen que, lo que amamos de los demás, no es otra cosa que una versión idealizada de lo que realmente son, los ponemos en pedestales, ponemos todo a sus pies. Y esperamos que ellos hagan lo mismo. 

El golpe nos llega cuando nos damos cuenta que las personas (particularmente las que llevan una vida plena), pueden amarte, pero no eres lo único en su vida, reparten su tiempo entre familia, amigos, trabajo (como debe de ser) y tú pues, quedas decepcionado por no sentir la entrega y devoción que, según tú, debía ser recíproca. La noticia es, mi amigo, que la gente ama de distintas formas, no todos lo expresan igual y no llamarte 40 veces en un día no es, ni remotamente, un indicio de que no te ama, pero, dejar todo por llevarte al médico, prepararte un té cuando tienes gripa y dejarte el control remoto cada noche, son signos inequívocos de que te ama locamente. 😊👍🏻

Estar sano es ya por sí misma, una condición que debe tenerte feliz, cuidarte a ti mismo, quererte y procurarte debería ser tu prioridad, no andar por la vida elucubrando quién te quiere y quién no… Así que, agradece a la vida, a la suerte y a tu conciencia (que impide cada noche que te empaques una hamburguesa doble o una caja de donas) que estás sano y dedícate a vivir tu vida plenamente.👏🏻😀

En conclusión,  en una relación, ni todo el amor, ni todo el dinero; quiérete, quien no se ama, no puede amar a alguien más (probablemente porque no sabe cómo) y por último, sé lo suficientemente estúpido para arriesgarte a amar sin temer consecuencias.😏

Rápida y furiosa.

Comenzar un nuevo año debería ser excitante, deberías sentir que tienes frente a tí 365 (bueno, este año es bisiesto, así que serían 366…) oportunidades y todas esas cosas que te escriben en Facebook tus amigos y parientes… Pero no.

La mera verdad, comenzar un nuevo año es lo mismo que cualquier otro día, sin ninguna diferencia, excepto que las maravillosas vacaciones de invierno han terminado. 😞

El regreso a la escuela es impostergable y con ello regresan (regresamos) las madres al volante por las mañanas. Ahora llevo a mi hijo mayor a la secundaria, que es un deja vú de la primaria, sólo que con chamacos más grandes y madres más rudas, ahí, las cortesías terminan y comienzan las dobles y triples filas de coches estacionados frente a la escuela.

Después de el primer año de mi hijo en esa escuela, considero que podría alquilar mis servicios como guardaespaldas, he aprendido a abrirme paso entre la gente, a esquivar camionetas de mujeres histéricas y a manejar usando maniobras evasivas, vamos, el pan nuestro de cada día.😐

Los maridos de estas señoras deben saber que sus hogares están seguros, cualquier día que alguien se atreviera a hacerles algo, deben saber que sus mujeres responderán mejor que cualquier boina verde o marine entrenado en Asia (además, con un vocabulario que haría palidecer a cualquier microbusero de la zona profunda de Tepito), así de temibles las señoras.😟

Lo que no me ha fallado es lo que yo llamo, la técnica “Drop and run”: Llegas a la escuela, bajas la velocidad, evitas contacto visual con las otras madres (ellas huelen tu miedo), paras unos segundos, avientas al chamaco en la puerta y huyes sin mirar atrás…😑aunque todavía trabajo en la parte del aterrizaje de mi hijo, me parece que unas rodilleras pueden servir…still working on that…😬

Así que, un nuevo año tiene de nuevo un dígito y que todos seguimos en la lucha de sobrevivir y de salir victoriosos en nuestras actividades cotidianas un día a la vez y no morir en el intento.😀👍🏻